los caminos solo conducen a casa. (carta Juan Guillermo Mejía Rivas)

De: Juan Guillermo Mejía Rivas <xxxxxThis email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.>
Fecha: 29 de mayo de 2016, 


Buenos días Daniel
He escuchado con atención como cuando uno escucha llover tus cuentos y relatos de vida. He disfrutado de tu atragantada erre, de la introducción de tu hija Carolina, del orgullo de tus padres Socorro y Teodoro, del nino que quemo tu traje. Pero lo que merece debo resaltar es a Petrona, ese papelito que tenia en las manos es todo un tratado de viva. Porque nadie en ultimas sabe quien es y para donde va. Una vez aprendí que todos los caminos conducían a Roma, después, que no todos conducían a Roma porque se estaba en Roma y, hoy gracias a ti he aprendido que los caminos solo conducen a casa.
Post Data: me antojaste de visitar a Ocana espero en un futo cercano poderlo hacer con la vitalidad de hoy. Un abrazo fuerte, saludos para tu esposa, hija y yerno.