EL AMOR ANDA

En la finca “La Cuadra de Barón” ubicada en las fértiles tierras del cacique de Firavia… WILMAR ALFONSO, un joven emprendedor, nacido en Ocaña, construyó una cabaña que llamó “LA MORANDA” convirtiéndola en su paraíso terrenal.

Una mañana del 9 de octubre del año 20-10, salió presuroso a buscar la Paz; mientras caminaba, observó que cerca de “La Casa Blanca” salió una joven virtuosa llamada TATHIANA vestida de blanco, a buscarlo a Él. En ese instante, las flores del campo como símbolo de ternura y encanto adornaron el camino que ambos debían recorrer mientras las mariposas doradas revoletearon por la comarca, invitando a familiares y amigos a celebrar la unión matrimonial.

Hoy ¡El Cielo bendice ese encuentro! Unamos nuestros buenos propósitos a la felicidad de los recién casados para que en una sola oración llegue a Dios… y El derrame bendiciones al nuevo hogar a sus proyectos personales y profesionales.

Nosotros sus padres – Daniel y Alicia, Alfonso y Nancy – hacemos entrega de nuestros corazones llenos de experiencia, ética y valores cristianos, donde además encontrarán el siguiente mensaje: “Un hogar se construye todos los días con constancia, comprensión y pequeños detalles de amor”

 

¡BRINDEMOS POR LOS NUEVOS ESPOSOS!