A ORILLAS DEL RÍO POMECA

 

 

Una crónica con el sonido de las aguas

En el condominio Miravalles del Río, de la municipalidad de Moniquirá en Boyacá se encuentra ubicada la – CASA CAMPESTRE – de propiedad de la familia Tocarruncho Gamboa, núcleo social caracterizado por una sólida formación académica, rasgos  de nobleza, sencillez, principios de ética y valores cristianos. Allí llegamos con mi señora  Alicia González Aponte invitados  a  pasar un fin de semana de descanso para celebrar su cumpleaños.

 

Encontramos un entorno paradisíaco por su naturaleza frondosa y exuberante, de árboles Galapos formando techos con sus ramas para cubrir de sombra los momentos de intenso sol, olor a helecho de monte, hierva yaraguá, colores  de las flores veraneras, Heliconias, plantaciones  de críticos  y plátanos, trinos  de pájaros y bandadas de mariposas revoleteando de flor en flor dispuestas a no detenerse por que hay que aprovechar los  escasos minutos de la existencia.

 

El canto del Rio Pómeca, con sus aguas que al caer sobre las rocas emiten un sonido continuo  que acaricia y adormece. Son un símbolo de a dinámica de la vida que debe transcurrir siguiendo  siempre un cauce. Sus aguas irán a desembocar al Rio Suárez que rodea la población de Barbosa, (Puerta de oro de Santander) que al ser fundada inicialmente en un pequeño paraje por el conquistador Martín Galeano el 24 mayo de 1539, solicito  a los soldados el nombre que se  le debía  dar a la población y ellos respetando la dignidad del superior,  le respondieron: Cite usted el nombre Capitán y Cite fue la denominación inicial.

 

Al ingresar a la residencia, pintada de Blanco como la pureza del almas de sus dueños y rodeada por palmeras nos recibe con sus brazos abiertos, una bella imagen del Resucitado, dando la bienvenida,  mostrando  las llagas de sus pies y manos, señal de la ingratitud de los cristianos.

 

Durante la estadía nos acompaño un niño  de escasos 11 años bautizado con el nombre de Francisco  Muñoz, sobrino de la familia preguntón, vivaz, con un desarrollo social y habilidad lingüística extraordinarias, dispuesto siempre a aprender  y descubrir su mundo; recita   de memoria la vida  solitaria de Robinson Crusoe, de Daniel Defoe, libro que nos invita a emprender grandes empresas sin importar las dificultades de la vida. Pachito con su ánimo de explorador nos llevo a conocer el espejo de agua que rodea la residencia, la piscina, para que disfrutáramos  de sus tibias aguas al atardecer, la cueva del Tío Manuel, y advierte que para llegar a ella debemos transitar por un camino pedregoso y escarpado, desde allí se observa un alero  de piedra adornado de donde brota una corriente cristalina, más adentro un viejo Canal que en el siglo pasado movía una turbina para producir luz eléctrica a Moniquira.

 

Todo ello: “Son aventuras dice Pacho, necesarias para tener   que contar" Expresión que me recordó,  la filosofía del Psicólogo Humanista  Carls Rogers, cuando afirma que “El proceso de convertirse en persona está enmarcado por un cúmulo de experiencias del diario vivir”.

 

La reunión fue  una manifestación sincera de la sólida amistad de un grupo de compañeros  de trabajo, formado  en el Glorioso Colegio de Boyacá, amigos  del alma, llenos de lealtad, afecto, aprecio y comprensión. Características que muy poco de observa hoy, en un mundo donde reina la competencia, el individualismo  y el egoísmo.

 

Ya próximo a partir, han quedado  gravadas  en el alma las imágenes de Hospitalidad que nos brindaron Lucila, Betty ,Elvia Tocarruncho, así como y  las expresiones   de amistad  sincera de Guillermo y María Elisa Flórez Espinosa, Esperanza Suárez C, Victorita Caro, Ligia Chaparro, Julita Torres, Ricardo Guio y Flor María Pineda; para todos que Dios  los fortalezca con bendiciones de salud y mucha paz. Para Pachito una cordial invitación a la Finca la Cuadra para que llene los bolsillos  de su vida de guayabitas arrayanas, que serán vitaminas que alimenten sus sueños de escritor de cuentos y relatos.

 

Muchas gracias amigos, Dios nos ha permitido disfrutar con ustedes de esta ocasión inolvidable, para seguir fortaleciendo nuestros lazos afectivos. Enviamos a toda la familia Tocarruncho Gamboa un fuerte abrazó y nuestros deseos de prosperidad amor y Paz.

 

 

 

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

 

Condominio Mira Valles del Río

 

Moniquirá, Noviembre 23 del 2013.a