Día 56  de la cuarentena.

Mayo 19  del 2020.

! QUE LA NUEVA NORMALIDAD COMIENCE  YA!

 

 

 

 

Hoy tenemos que despedir al Doctor HÉCTOR DARÍO PRIETO CORREAL,Médico Fisiatra, un amigo  que compartió,hasta el día de ayer , esta larga cuarentena en la Finca de la Cuadra.Todos sus amigos cuarentenos, sentimos un intenso dolor al tenerle que decir adiós,porque la muerte se lo ha llevado para siempre. Aunque sabemos que la muerte forma parte de la vida, nunca estamos preparados para afrontar el fallecimiento de este  Médico que trabajó incansablemente por sus pacientes y fue un excelente esposo y padre.

Para su señora esposa doctora  Alicia Izquierdo y para sus hijos Fernando, Héctor Darío, Carlos Adolfo  y para mi hija Carolina,  que amo a su suegro como un segundo  padre,nuestro sentimientos de condolencia y que Dios los fortalezca para que  sigan  adelante en las actividades cotidianas, siempre amando al prójimo.

Dios conceda La Paz eterna a nuestro amigo Héctor Darío .

 

Quiero ahora ante este dolor y agotamiento de la cuarentena  preguntar  ¿  Cuando regresara la nueva normalidad? 

Con ello deseo referirme a una situación en la que lo habitual u ordinario no será lo mismo que a la  normalidad que conocíamos.

 

Los que habitamos este mundo paralizado por el COVID 19 clamamos  a Dios que desde el cielo nos envíe bendiciones de salud y ahuyente de una vez este enemigo oculto; estamos esperando que llegue la hora en que se escuche la noticia que ya el virus ha desaparecido, para que nuevamente  podamos enterrar a nuestros muertos en compañía de sus familiares,regrese la alegría y volvamos a abrazarnos y a salir libremente por los espacios antes conquistados sin que autoridad alguna por decreto nos detenga , ya que no podemos vivir confinados todo el tiempo. 

 

Los estudiantes están atentos a que se les convoque a la normalidad académica para saludar a sus profesores, regresar al aula de clase y compartir experiencias con sus compañeros, que los niños jueguen en los parques,que los adultos mayores puedan recrearse saliendo a la tienda de la esquina a comprar para que se sientan que son todavía útil y no un mueble viejo y que los habitantes de este planeta puedan desplazarse de un lugar a otro sin restricciones y plena libertad,; pues es necesario advertir que No podemos seguir prolongando este confinamiento porque podemos quedar atrapados en la pérdida de la libertad y los pueblos  pierdan su democracia.

Hasta ahora todos hemos cumplido las medidas de la emergencia sanitaria,todo lo hemos hecho en  estos días de cuarentena por el miedo a la muerte, y con la pedagogía de prevención lo seguiremos haciendo por miedo a la muerte.

Esta nueva Normalidad ya ha comenzado con la recuperación de la actividad económica en algunos sectores productivos de económica , luego se dio vía libre en los municipios No Covid, cumpliendo los protocolos de bio-seguridad y ahora será el levantamiento de la emergencia sanitaria que implica una movilidad con semáforo en rojo de prevención, es decir seguir  la vida productiva para reactivar la economía , pero cumpliendo estrictos protocolos como el distanciamiento, uso de tapabocas y continuar con el permanente lavado de manos.

 

Cuando esta nueva normalidad regrese el mundo no va a volver a ser el mismo ; las redes sociales serán más importantes que ahora ; ya que los sistemas de pago digitales   eliminarán las transacciones comerciales en las oficinas bancaria, la higiene y la asepsia serán imperativos en casa, clínicas,sistema de transporte, tiendas, restaurantes y hoteles; la tele -medicina permitirá diagnosticar y realizar seguimiento a los pacientes a distancia  y él tele trabajo facilitará el desarrollo de las actividades laborales   desde la casa; el tapabocas se utilizará  para casi todo, si el virus no desaparece, por ahora son obligatorios en el transporte público y para compartir el carro con una persona con la que no convivimos, y los viajes en ascensores será exclusivo para una familia o persona.

 

En esta nueva normalidad muchas actividades llegaron para quedarse y se han convertido en prósperos negocios como la fabricación de tapabocas, guantes, geles y jabones antibacteriales, que antes eran  importados .Otra de las consecuencias  de la pandemia  es el freno  que se dará a las importaciones  y que nos obligarán a reinventarnos , por cuanto muchos países desarrollados fueron impotentes para suministrar mascarillas, guantes o respiradores y Con ello comprendimos el peligro de depender de otros  en la fabricación de materiales de salud ; ya que estamos pasando de la era de la globalización a la glocalizacion, producto de una nueva revolución industrial.

 

También,es necesario resaltar que esta crisis sanitaria  del Corona Virus nos  trajo el despertar de la solidaridad de los colombianos para con los más necesitados de la sociedad. Fueron muchas las ayudas que personas e instituciones ofrecieron a los desprotegidos, a los  que no tienen un salario fijo mensual, que están por fuera del sistema de salud; las grandes fabricas  transformaron su quehacer diario para enfocarlo en ayudas: ingenios que producen alcohol; tiendas de confección de moda que hacen vestidos para personal médico; y hasta plantas procesadoras de comida que hacen jabones. 

 

Muchos  hemos experimentado cómo las casas de campo rodeadas de naturaleza es el escenario perfecto para una cuarentena en caso de otra emergencia sanitaria; por el aire puro que se respira y la gran de variedad de espacios que se  disfrutan.

 

Finalmente, la gran enseñanza de esta crisis sanitaria es la profunda valoración de nuestro pequeño mundo: la casa, la familia, el campo ,el trabajo y el entorno inmediato como la mayor riqueza que una persona puede tener, sin tener que escaparnos de nuestro realidad, como lo hizo la generación diezmada por el Coronavirus y que se caracterizaba en salir corriendo a otras latitudes, sin antes haber conocido su mundo más cercano. 

 

Está será la  nueva imagen del país ,cuando la normalidad regrese con sus nuevos atributos.

 

Finalmente, preguntémonos  qué hemos aprendido durante el confinamiento? 

Y sigamos confiando  en Dios para que los investigadores de la salud logren descubrir la vacuna para atacar al COVID-19.

 

 

DANIEL QUINTERO TRUJILLO.