! AÑO NUEVO !

    UNA OPORTUNIDAD PARA RENOVARNOS

 Daniel Quintero Trujillo.

Educador y Escritor.

 

     

 

    El nuevo año tiene un significado especial para las diferentes culturas; es un momento lleno de historia y tradiciones  que  invita a formular nuevas Metas para cambiar, creyendo en Dios y disponiéndonos con felicidad para dar comienzo a otro calendario.

    En el  mundo, el año nuevo se festeja de múltiples maneras: el brindis de champaña o vino, quema de muñecos como símbolo de alegría para espantar  los malos espíritus y esperar recibir buenas energías. En algunos lugares, se celebra con las 12 uvas  en señal de felicidad  y de acuerdo con el ritual, se debe comer una uva por cada campanada del reloj, mientras todos se reúnen al rededor de la familia y amigos, donde los seres queridos presiden la reunión, ya sea en cuerpo presente o en el recuerdo.

    El significado de esta tradición, se relaciona con las aspiraciones y anhelos de cada persona y con el deseo  de convertirlas en realidad: luego se dan  un fuerte abrazo exclamando ¡Feliz Año! Así se manifiesta la esperanza de alcanzar mayor éxito y enseguida se sirve la cena con el aroma de un nuevo amanecer.

    También es costumbre el uso del color amarillo en celebraciones, está ligado al color del sol, que representa la energía vital de nuestro planeta o del oro, como símbolo de la riqueza. Por eso, usar una prenda color amarillo se ha convertido en el ícono para iniciar el año con alborozo, salud y prosperidad.

    Entre el final del año y el comienzo de un nuevo, se realizan planes de futuro, con la intención de corregir comportamientos, que se constituyen en nuestras debilidades. Y se diseñan nuevas estrategias, para responder ante las dificultades y emprender nuevos proyectos, para esto se sugiere:

     1.   Formular propósitos claros a cerca de lo que se quiere lograr. Así las personas saben a dónde quieren dirigir sus esfuerzos.

    2.   Mantener el entusiasmo, la pasión e ilusión. Utilizando todas nuestras capacidades, desarrollando aptitudes, al servicio de nuestros objetivos, sin importar sacrificios, tiempo o dificultades.

    3.   Capacidad para visualizar el logro proyectado, como si ya fuera una realidad.

    4.   Pasar del deseo a la acción. Recordando que sólo en el trabajo se logran las metas. La pasividad sólo conduce al estancamiento.

    5.   Mantener una actitud mental positiva, como la capacidad para ver siempre posibilidades de triunfo. Tener muy claro que aún en las peores circunstancias, siempre hay algo provechoso, algo valioso por descubrir.

    6.   Realizar evaluaciones de los resultados. Éstas deben ser frecuentes para comprobar en qué medida caminamos hacia los objetivos que nos hemos propuesto.

    7.   Tener Ética  personal.  Significa actuar con honradez y con el ánimo de lograr los objetivos, utilizando medios adecuados, sin perjudicar a los demás.

    Por todo lo anterior, los invito a proyectar con responsabilidad el 2016 y que sus propósitos se cumplan de  acuerdo con la Voluntad de Dios, con la dinámica de crecimiento personal y como dice la canción ¡Año Nuevo… Vida Nueva! – Siempre buscando la excelencia como individuo, desempeñándose en el rol que le corresponde, como: Padre de Familia, como estudiante, como trabajador, profesional o líder de una comunidad o de una Nación, para su beneficio y de la sociedad en general.

 

¡FELIZ AÑO PARA TODOS!

Y UNA INVITACIÓN PARA FORTALECER

LA PAZ Y EL AMOR POR LA PATRIA.

 

 


    Finca la Cuadra    This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

    Tunja, Diciembre  31 de 2015