LA ELECCIÓN DE ALCALDE

UN CARGO MÁS ALLÁ DE LAS PROMESAS Y DE LOS INTERESES PERSONALES.

 Daniel Quintero Trujillo.

Educador y Escritor.

 

El Municipio es la unidad político administrativa, donde comienza la organización del estado y la consolidación de la democracia. Debe ser gobernado por un Alcalde cuya elección se ajuste al ordenamiento jurídico de la nación, ciudadano por nacimiento o adopción, interesado en el desarrollo y bienestar  de sus habitantes.

Desde el 13 de Mayo de 1988 que se realizó la primera elección popular de Alcaldes en Colombia, después de su aprobación por “Acto Legislativo N° 01 del 9 de enero de 1986”. Las aspiraciones de muchos candidatos a la dirección del Municipio han estado enmarcadas por comportamientos políticos atípicos que deben ser materia de análisis, porque han causado descontento en las comunidades.

Con el propósito de orientar al ciudadano en la reflexión socio-política para el momento de elegir, me permito realizar una caracterización de esas conductas:

1.   Las exageraciones en las promesas que No se ajustan a la realidad del municipio y cuando se asume el gobierno se incumplen, quedando el mandatario como  mentiroso, esto ocasiona descontento, frustración  y pérdida de credibilidad en los ciudadanos, con el consiguiente perjuicio para la democracia.

2.   Los gastos desproporcionados en las campañas políticas, con regalos, comidas, bebidas alcohólicas a los electores. El pueblo se pregunta ¿Qué hay detrás de esto? ¿Me están comprando el Voto? Solo  nos tienen en cuenta en las campañas, pero nos abandonan durante 4 años de gobierno. ¿Cómo se recuperan esos dineros...? 

3.   Se aspira  al cargo con una actitud mercantilista y de explotación utilizando la investidura para el beneficio económico, olvidando las necesidades de la comunidad.

4.   Se asume la función de cuidador del puesto  para beneficio de los que se creen dueños del potencial electoral y en este sentido solo interesan los compromisos con el partido y sus jefes. Pero hoy, el pueblo entiende que el voto es libre, reflexivo y crítico. No le pertenece a ningún partido, solo al compromiso de apoyar los planes de desarrollo municipal.

5.   Buscar ser elegido  para resolver su problema económico y de empleo, mientras que el  desarrollo y bienestar de los pobladores nunca aparece en las obras de gobierno.

6.   Adquirir el prestigio de “Haber sido alcalde” con el único propósito de acumular honores, pero nada realizan, solo dejan la dirección del municipio a la deriva, creándose caos y estancamiento.

Para contrarrestar estos errores  se hace necesario afirmar que quienes aspiran a la Alcaldía de cualquier Municipio Colombiano deben saber que existe un principio que regula el orden del comportamiento humano y sobre todo de un gobernante: LA ÉTICA Y LA MORAL como valores que garanticen un trabajo honrado bajo el postulado: "A mayor responsabilidad, mayor vocación de servicio  y sacrificio por el pueblo" Enunciado que señala las directrices para asumir un gobierno, con capacidad de entrega para servir a la comunidad y no para servirse del cargo de Alcalde, sin olvidar que es una investidura otorgada por el pueblo y para beneficio el pueblo.

Por otra parte el Alcalde… Debe ser una persona convencida que la política municipal, tiene que realizarla el conjunto de los ciudadanos. Con un plan de desarrollo elaborado con la participación de todos y en un lenguaje comprensible para entender Qué se va a  hacer, cómo hacerlo, cuando, con indicadores de logro, para que las inversiones sean obras con sentido de desarrollo social.

Un comportamiento importante que debe poseer es la SENCILLEZ, de tal manera que se baje de la nube administrativa y sea un Alcalde amigable, que escuche a los habitantes para dar soluciones concretas a los problemas, a través de los diálogos con el pueblo, sin cerrar o prohibir, los medios  masivos de comunicación.

Dentro de esta disertación, es necesario implementar la "Pedagogía  de la mesura del gasto público" para No despilfarrar el presupuesto y gestionar una política de búsqueda de recursos en  el Departamento y la Nación con base en la elaboración de proyectos, que permitan impulsar obras de desarrollo. Revisar el plan de ordenamiento territorial, para impulsar la construcción de viviendas de interés social.

Finalmente, debe crear empleo para los habitantes del municipio: Fortalecer las microempresas, la agricultura, la ganadería, con innovaciones  tecnológicas. (Distrito de Riego, mejoramiento de pastizales, producción lechera, procesamiento de alimentos). Además, lograr que las juntas de acción comunal, participen en el mejoramiento de las zonas urbanas y rurales. Mantener en forma estética parques y plazas, calles y caminos veredales, para adquirir  conciencia cívica con alto sentido de Pertenencia.

Ahora su compromiso es con FIRAVITOBA.

ELIJA UN ALCALDE HUMANISTA, QUE CENTRE SUS ACCIONES DE GOBIERNO EN LA VERDAD Y TRANSPARENCIA.

¡QUE TRABAJE POR LA GENTE!

DANIEL QUINTERO TRUJILLO

www.danielqt.com

Bucaramanga, Junio 11 el 2015.