EL OFICIO DE ESCRIBIR

Daniel Quintero Trujillo

Educador y Escritor

 

Al celebrarse en el mes de abril, el día del idioma, he querido hacer una breve reflexión sobre el oficio de escribir.

Comenzaré por afirmar que para ser escritor se requiere tener algo importante que informar, que sea de interés para el lector. Cuando el escritor expresa sus pensamientos a través del tejido de las letras  es para cumplir con el objetivo del lenguaje: Transmitir el pensamiento por escrito.

Con el lenguaje oral comenzamos nuestra Comunicación con el mundo, siendo reforzado posteriormente con la escolaridad donde aprendemos a leer y escribir, ampliando así nuestras posibilidades comunicativas.

Cuando uno escribe para una comunidad no necesita  de la literatura poética, sino  tener la objetividad de los hechos y asumir la sensibilidad humana para narrar lo que a diario acontece en nuestro entorno.

El escritor debe tener  la capacidad de percibir la realidad, y documentarse además con la lectura de libros, documentos, comunicaciones, conversaciones, información de los medios, para luego comunicarlas con su estilo personal.

El amor por la lectura es una de las características del oficio de escritor, que lo lleva a vivir con las palabras. Respirarlas, amarlas, al igual que las hilanderas, es un tejedor  de las letras y como el pintor dibuja un cuadro de realidades mágicas. Haciendo que la palabra describa sus emociones

La tarea del escritor sea muy solitaria, es un trabajo permanente donde uno se olvida del reloj, porque requiere de concentración, de imaginación y creatividad, para poder tener como resultado una obra literaria de interés para el lector, cumpliendo así su función social y llevando un mensaje para su reflexión.

El escritor debe interesarse por múltiples núcleos temáticos como la filosofía, historia, sociología, antropología, música, entre algunas de las áreas del  conocimiento humano.

La capacidad de investigar es otra  de las cualidades que

debe tener el oficio de escritor, para poder sumergirse en el proceso de búsqueda, observación y análisis de  las variables que integran una realidad – Como cuando se observa a un perro dando vueltas y revueltas – hasta  poder concluir que quiere sentarse  en el lugar preciso.

Todo escrito literario es una obra maestra de un ser que sueña con los acontecimientos y luego con estilo propio puede recrear un mundo nuevo a través de las palabras y la imaginación, como las cualidades humanas que más lo aproximan al dios Apolo de los griegos, símbolo de la inspiración artística y de la verdad.

No hay que olvidar que los escritores, como seres humanos son sensibles a la belleza, por consiguiente disfrutamos el derecho y el deber de crear imágenes atractivas para que el lector recree su mundo literario con armonía y estética.

Los escritos son el reflejo de la Personalidad del escritor, a través de un ensayo, cuento o novela  conocemos su concepción Psicosocial del mundo. Estas  creaciones literarias son importante para la Historia Local o regional, por cuanto los relatos y tradiciones orales se pierden, mientras que los escritos se convierten en Documentos Históricos, donde el literato construye un mensaje sobre los acontecimientos diarios, transformándolo en una prueba irrefutable de tales hechos.

Es por ello que el escrito tiene la posibilidad de llegar a los lectores y permanecer en el tiempo, siendo un mensaje perdurable. Por lo tanto debe conserve en archivos, medios electrónicos o bibliotecas para que el escritor y su obra se perpetúen a través de los siglos.

Otro aspecto importante en el arte de escribir lo constituye la ética del escritor, que se refiere a la responsabilidad social para comunicar con independencia, honestidad y objetividad los acontecimientos para que la verdad  brille, lo haga libre y no esclavo de los intereses particulares.

Finalmente, es necesario   afirmar  que el oficio de escribir  conlleva una enorme responsabilidad, es un ejercicio intelectual donde se conjuga el amor por las letras, el conocimiento de una realidad, su observación, imaginación, descripción de los  acontecimientos y estética literaria, para que el escrito pueda ser leído; de esta forma se va eliminando la falsa creencia que escribir es  un simple dictado de la musa en una noche de desvelo.

"EL ESCRITOR CON SU PLUMA ES COMO UN SOLDADO DE LA LITERATURA: LISTO A COMBATIR EN  MIL BATALLAS"

 

@daniquinterot

 

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Finca La Cuadra

 

Firavitoba, abril 23 del 2015