ECOS DE LA CUADRA N° 27

    EL RESURGIR DE UN MUERTO

 Daniel Quintero Trujillo

    Escritor de Cuentos Cortos

 

         Hace ya muchos años, a Bonifacio le causó la muerte una cornada que le diera un toro cuando se celebraban las fiestas patronales, en  el encierro de la plaza principal de la población. En esa época, las calles cubiertas con materiales sacados de las lomas vecinas, eran destapadas y polvorientas.

 

    ¡Bonifacio descansaba! Dormía su sueño eterno, pero escuchó los ruidos producidos por la remodelación del camposanto que lo despertaron, entonces aprovechó para pasearse por la calle Real, mientras daba tiempo al arreglo de su bóveda.

 

    Cuando deambulaba, percibió un olor fuerte que salía del Palacio de Gobierno, parecido al olor de materia putrefacta que lo obligó a salir corriendo; con tan mala suerte que quedo atrapado en un enorme hueco del alcantarillado, volvió a morir por la impresión que le causó el ambiente arrasado de la aldea.

 

    Las personas que estaban en el sitio de los acontecimientos no lo vieron, pero circulaba una Noticia – Se oye una voz de ultratumba – que repite: “El Pueblo está Destruido”. ¡Despierten, No sigan durmiendo!

 

    Poco tiempo después en esas noches de Diciembre, por las calles se percibían luces de Colores, que ayudaban a iluminar la población. ¡Era la fuerza de los sueños aplazados, como un presagio, porque algo Extraordinario, estaba por  suceder!

 

    This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

    Finca La Cuadra

 

    Firavitoba, Noviembre 20 del 2014.