ECOS DE LA CUADRA No 24

UNA HISTORIA DE NUNCA OLVIDAR

Crónica de la construcción de una obra

Daniel Quintero Trujillo

EDUCADOR Y ESCRITOR 

 

    ACONTECIMIENTO I.

 

    Eran las 9 a.m. de un 5 de mayo de año 2013, cuando por el altoparlante de la parroquia, se anunciaba que el sistema nacional de regalías, había aprobado para Firavitoba el proyecto de construcción de un nuevo alcantarillado, por valor de 3700 millones de pesos; a partir de ese instante en todas las calles del  poblado,  los habitantes sonreían como una expresión de júbilo, toda vez que el antiguo construido 50 años antes, en la administración de Luis H. Cortés, ya venía presentando deficiencias, por malos olores y en algunas viviendas las aguas residuales se devolvían al lugar de origen.

 

    Fue durante la administración de Jaime Silva Granados cuando se iniciaron los estudios de este proyecto, que incluían la construcción del nuevo alcantarillado para aguas lluvias y residuales, con tubería de 24 pulgadas. En la Administración del arquitecto Luis Edilberto Pedraza, se presentó un nuevo proyecto con modificaciones substanciales,  pasando del Fondo de Regalías a Findeter, bajo la denominación de: “Construcción y Optimización del Sistema de Alcantarillado Sanitario” ahora, ya no incluía las aguas lluvias y los tubos terminaron siendo de 8 y 12 pulgadas, con material corrugado de PVC producido por gerfor.

 

     

 

    ACONTECIMIENTO II.

 

 

    En el mes de noviembre del 2013, el consorcio Aguas de Boyacá, a quien se le había otorgado el contrato para su construcción, inició la socialización para el desarrollo del proyecto y en pocos días, en la población se observaba una invasión de obreros, máquinas retro excavadoras y volquetas para abrir calles a diestra y siniestra, por cuanto debería ser inaugurado a finales de diciembre.

 

    Se abrieron calles y andenes, mientras los ciudadanos sufrían incomodidades, por la tierra que sacaban; se redujeron los espacios para el tránsito, vino la ola invernal que hacía imposible la circulación, ahora las vías estaban convertidas en caminos  de herradura. (Título de un cuento del autor motivado por el desastre urbano)

 

    Los habitantes pasaron de la alegría a la tristeza, al tener que observar a su municipio destruido, pero también sentían el fastidio, por la improvisación de una obra que no cumplía con estrategias de socialización en los avances del proyecto y para mantener informada a la población sobre futuras intervenciones en el sector urbano.

 

 



    ACONTECIMIENTO III.

 

 

    Cuando las obras avanzaban, las zanjas eran cubiertas con la misma tierra que se había sacado y se compactaba con pisones manuales, como si los Ingenieros Residentes y obreros que estaban frente a la obra, fueran inexpertos o aprendices. Los  habitantes exigieron más técnica de ingeniería, la utilización de material de compactación y de instrumentos mecánicos (vibradores - ranas eléctricas), por cuanto los rellenos se seguían hundiendo, como si fueran policías acostados pero al revés. Por un instante, los contratistas acataron las observaciones, pero más tarde siguieron con las viejas técnicas de trabajo, quizás porque era más rentable para el consorcio.

 

    Con frecuencia se observaron áreas de trabajo, donde los registros de alcantarillado no se delimitaron con cintas refractivas para anunciar peligro en la oscuridad.

 

     

 

    ACONTECIMIENTO IV.                                      

 

 

    “Ecos de la Cuadra” criticó el desorden ambiental al que habían sometido a Firavitoba, se venían utilizando lotes urbanos desocupados como depósito de escombros, afectando la estética del medio ambiente; mientras los dueños de esos baldíos, los aprovechaban para rellenar las áreas que quedaban bajo el nivel del pavimento; también se exigió, que siguieran la ruta critica de cualquier obra civil, que indica: Un tramo intervenido, debe dejarse en las mismas condiciones o mejor de lo que se encontró, para poder continuar con las siguientes áreas de trabajo, todo ello suscito la publicación del artículo: “Como va la ejecución de la red del Alcantarillado” (Ecos de la Cuadra N° - 12 de Marzo del 2014)  después, una reunión urgente de los ciudadanos en la casa de la cultura (Marzo 17 - 2014) para que el Consorcio diera razón de la justificación de una obra que había comenzado mal. El pueblo criticó al interventor residente, Ingeniero y Ex - alcalde Hugo Fonseca, por no exigir calidad en la terminación de la obra, se solicitó el re-parcheo de las calles, como el arreglo de los andenes; los contratistas se amparaban en el sentir de la oficina de Planeación, que  les había permitido dejar así las obras, por cuanto posteriormente comenzaría una pavimentación total del Municipio, ya que estaba pendiente las obras del Gas domiciliario. Estas respuestas suscitaron duda y desconfianza sobre el destino de los recursos que se ahorraban por el re-parcheo contemplado en las cláusulas del contrato de obra.

 

 

    ACONTECIMIENTO V.

 

 

    El hecho más aberrante se observa aún en el Barrio Santa Águeda  “Calle caliente”, desde el mes de diciembre  del año 2013, se abrieron las calles y sin introducir la tubería, volvieron a rellenar la zanja y a la altura del mes de agosto de 2014, todo permanece igual, perjudicando el comercio que allí se desarrolla, los habitantes del barrio que impotentes tienen que aguantar el polvo y lodo que bombardean los almacenes de ropa, tiendas, hogares y pertenencias, mientras enfermos, ancianos o personas inválidas y en silla de ruedas, han sido condenados a permanecer encerrados en su residencia por la dificultad para desplazarse, sin que Autoridades como el Personero,  se pronuncie y exija respeto por los ciudadanos, como garante que es, de sus derechos.

 

    Frente a esta hecatombe y a pesar de las críticas verbales y escritas, las autoridades nunca exigieron a los contratistas la realización de una obra con metodología, técnicas de obras civiles y estética ambiental, para retirar, de las calles y andenes vecinos a la obra, los sobrantes de materiales dejados por las volquetas.

 

     

 

    ACONTECIMIENTO VI.

 

                                          

    Ya han pasado 10 meses, la obra continua con un nuevo interventor y muchas calles, abiertas una y otra vez. Cuando se pregunta  a los responsables de esas obras civiles, la razón por la que de nuevo abren las calles, responden: “Los planes del proyecto recibido NO coincide con los  niveles del terreno” quedan dudas e interrogantes: Realmente se elaboró un proyecto In Situ (en el lugar) o quizás ¿Fue tomado de proyectos de otras poblaciones y son impropias para desarrollarlas en Firavitoba?

 

    El desarrollo del proyecto sigue avanzando… Al comienzo del mes de agosto está  cerca a la catedral, ha pasado por el sector del parque dejando averiadas las paredes de antiguas casas, una de ellas de propiedad de la familia Patarroyo González, quienes han tenido que acudir a los servicios profesionales del abogado Wilmar Sánchez Vega, para instaurar una  demanda por daños y perjuicios, demostrando esto una vez más, que en esta obra ha reinado la improvisación e inexperiencia, toda vez que nunca se hizo levantamiento de actas de vecindad para registrar a través de una inspección ocular y registro fotográfico el estado inicial y final  de las residencias del área intervenida, como lo exige la norma de construcción, de obras civiles.

 

     

 

    ACONTECIMIENTO VII.

 

                                           

    Otro incidente preocupante para la ciudadanía, Era la orden de atravesar la Catedral alrededor del atrio, desconociendo el valor histórico y religioso, cuando todo estaba listo: el Padre Jaime Vargas, la ciudadanía y Ecos de La Cuadra  con la publicación del artículo  del 28 de julio titulado "Defendamos nuestro patrimonio cultural y religioso" se opusieron a semejante despropósito, toda vez que peligraba la estabilidad de la catedral, recordamos que los antepasados construyeron la Iglesia con piedras superpuestas y ante cualquier movimiento leve podría desestabilizarla. Los  prepotentes ingenieros  se amparaban comentando, que las averías de las construcciones y posibles daños de la Iglesia serían cubiertos por  una póliza de seguro por valor de Mil Millones de pesos. Pero, el pueblo con sentido de pertenencia, respondió que esa suma no cubría al valor emocional e histórico y con valentía, exigieron que la obra cambiara de rumbo.

 

     

 

    ACONTECIMIENTO VIII.

 

     

 

    Desde la Finca la Cuadra, un sitio rodeado por naturaleza, donde el campesino tiene el alma pura, sin contaminación de la crítica urbana, pude observar los obreros interviniendo por segunda vez un tramo de carretera  próxima a la fábrica PESLAC; la curiosidad de investigador me llevo a indagar la razón de esa actividad, comprobando que los tubos de PVC de 8 pulgadas se habían estallado por la presión de las aguas y mi sorpresa fue mayor, al observar que dentro de la antigua tubería de 24 pulgadas (por donde meses atrás, se conducía aguas residuales) ahora, era la ruta de la nueva obra.

 

    En mi oficina de escritor reflexioné, sí la mejor decisión hubiese sido: Asear los sectores donde el alcantarillado presentaba problemas por obstrucción y con técnicas de ingeniería sanitaria se hubiese aspirado para limpiarla, reconstruir lo averiado y con materiales similares a los que tenía la construcción original, como se hace en muchas ciudades colombianas como Bogotá, Bucaramanga, Tunja y  esa inversión se hubiese destinado a la construcción del alcantarillado de aguas lluvias o a cubrir sectores urbanos como San Pedro, parte de Cayetano Avella y algunas zonas  rurales, que en pleno siglo 21 aun no tienen alcantarillado y las aguas residuales  van a contaminar la cuenca del Rio. ¡Pero esto solo es un sueño! porque en nuestras prácticas políticas, lo más importante NO es la realización de obras con control de Calidad, sentido social y  de desarrollo municipal, sino gastar los dineros de los contribuyentes a como dé lugar, porque ya el presupuesto viene amarrado, quiero significar con ello, que los interesados impulsan su aprobación y lo que interesa es el desembolso del presupuesto aprobado, en forma inmediata y sin que las obras se hayan iniciado, cobrar (el acostumbrado CVY) ... qué horror ¡Por lo demás, el pueblo se defienda como pueda... que el tiempo y la distancia debilitan el recuerdo!

 

     

 

    ACONTECIMIENTO IX.

 

                                             

    Ya llega el tiempo para finiquitar la obra que beneficiará a una población de 2100 habitantes, según se lee en la pancarta de publicidad que se encuentra ubicada al ingresar al municipio (Esquina del Vallado) El consorcio Aguas Boyacá, se irá para nunca más volver, mientras que el ciudadano desprotegido continúa preguntándose ¿A quién acudir cuando el alcantarillado esté en pleno funcionamiento: si presenta errores de cálculo de niveles, hundimiento de calles, ruptura de tuberías, filtración de las aguas lluvia y devolución de las aguas residuales?

 

    ¡Estamos en la hora precisa! Despertemos de la indiferencia para que no se repita lo sucedido con la pavimentación de la carretera al Pantano de Vargas que tuvo un costo de 4600 Millones de pesos, para pavimentar 4 kilómetros, de los 6 km. Prometidos. Después de terminada la obra, (catalogada de tercera categoría, por ingenieros de vías que han transitado por el sector) está deteriorada a pocos meses de servicio, esta agrietada e intransitable sin que los entes de control del Estado tengan la capacidad de procesar a los responsables de semejante esperpento de ingeniería. (Tomado del artículo del tiempo del 6 de Marzo del 2012).

 

    ¡Mientras esto suceda y permita Dios, que la obra al final sea todo, “Una excelencia”. Y que las autoridades Municipales, levanten un acta de entrega del Nuevo Alcantarillado como obra realizada a PLENA SATISFACCIÓN y que sea conocida por veedores y ciudadanos! … Los invito a recorrer los municipios de la Ruta del Sol, como Iza, Cuitiva, hasta el lago de Tota, que con presupuestos similares, realizaron con estética y calidad obras de desarrollo Municipal, hoy orgullo de Colombia, que engrandecen a Boyacá.

 

    ¿Cuándo podremos cantar a los  vientos de la montaña, que Somos iguales o mejor en desarrollo? Espero que no suceda lo que dice la Lora Ginetha "Amanecerá y veremos..."

 

    This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

    Finca la Cuadra

 

    Firavitoba Octubre 15 del 2014