LA TABLA DE SALVACIÓN.

 

 

 

DANIEL QUINTERO TRUJILLO.

Escritor de Cuentos Cortos.

 Ariel Josué  Martinez , Había llegado a San Vicente del Chaguan procedente de las tierras de las esmeraldas por desplazamiento y muerte de algunos familiares ,como consecuencia de una guerra fratricida ;en ese sitio de la Selva Colombiana  se estableció con la familia ,siguió su oficio de carpintero en un humilde taller,cortando a serrucho las tablas y cepillandolas con la garlopa para construir muebles que sirvieran a la estética  y descanso del hogar.

 De pronto un batallón de mil soldados lo rodearon, como sí estuvieran en la crecería del Pez más Gordo ,perseguido por el Departamento de Justica   de los Estados Unidos .

 Eran  los mismos agentes del orden que conocían su oficio y sabían de su honradez,esta vez con altivez y voz de mando lo desconocieron,pusieron en sus muñecas los grilletes y de inmediato con sirenas de alarma lo condujeron al Batallón, le leyeron la retahíla procesal: de ser jefe de una banda de lavado de Dinero y de estar requerido por las autoridades Norteamericanas por tráfico de estupefaciente.

 Esto será cierto o es una broma?... se preguntaba el humilde carpintero.

 El tiempo  transcurria en la reclusión, mientras por su mente pasan  las lecciones a del catecismo, cuando  en la escuela aprendió los mandamientos de la Ley de Dios  y concluía que No debía temer!  por cuanto era un Buen Cristianismo.

 Sus amigos,allegados y el sacerdote del poblado comenzaron una cruzada para demostrar que el Carpintero  lo único sucio que  tenía en su vida,era el lugar de su trabajo : lleno de retazos de tablas,aserrín  y crespos de las tabas cepilladas.

 Los abogados de oficio solicitaron  al señor fiscal una investigación más sería pero el Presidente de la República  ,arrodilado a los Americans,firmaba el decreto de extradición, para como Pilatos ,lavarse las manos y entregarlo a la Justicia Norteamericana,,donde lo más seguro, lo esperaban 30 años detrás de las rejas; fue llevado del búnker de la Fiscalía  en carro blindado y custodiado por motocicletas, allí esperaba el avión que lo trasladaría  a una corte de New York y recibir su sentencia por un crimen que el nunca había cometido,pero  al igual que el Nazareno, no necesitaba fuerza bruta para atacar y defenderse,sólo tenía el poder de su honradez y de los preceptos consignados en la tabla que Dios entrego a Moisés en el Monte de Sinaí . 

 De un momento a otro,el fiscal Norteamericano,comunico que todo era una confusión,Ariel Josué,es  declarado inocente y ahora se espera que el gobierno  Ameicano,remplace sus disculpas, por una indemnización ,no solo moral de restituirle el buen nombre ,sino también, económica que le permita al sencillo carpintero tener una casa,un Taller de ebanistería con técnicas americanas y calidad de vida para el y su familia.; ya que gracias a ser Fiel a la Tabla de Salvación !se libró de una Muerte en vida,en tierras del Tío Sam .

 Cundo abandono la reclusion,tuvo la precaución de caminar lentamente,orando,dando gracias a Dios,y sin mirar hacia atrás,se quitó sus viejos zapatos,para tirarlos  lejos ,donde ni el los pudiera 

ver; como  una antigua creencia del recluso libre :  nunca más  volver a pisar una cárcel.

 This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Bucaramanga,septiembre 10 del 2014.