CARTA DE UN POETA NOVEL

 

Buenos días, señor Daniel Quintero Trujillo.

Soy Omar Garzón, un poeta novel colombiano.

Le escribo esta corta misiva para agradecer por sus cuentos, pues algo me han aportad. Yo adelanto un trabajo muy similar y por ese mismo orden pero desde los versos.

En octubre del año pasado la Liga Latinoamericana de Artistas editó un libro de poemas que titulé Flores para un ocaso, cuya presentación fue en el mes de abril pasado acá en Bogotá y en Cali y Manizales próximamente.

Ese libro trata de hacer memoria y de rescatar las voces de algunas víctimas de esta maldito conflicto al que estamos sometidos desde hace décadas, pero también es mi protesta versificada (si cabe el término) ante la desinformación a la que los medios masivos nos tienen atados.

No es un libro que trate sobre masacres. Más bien trato de hacer algo, memoria histórica o historiográfica, desde el poema y el verso para unirme a esta campaña permanente de visibilizar ese otro país que muchos, millones, no conocen para, posteriormente, emprender esa otra que trata de no olvidar esos lamentables hechos que costaron la vida a tantos campesinos y personas inocentes.

Los textos de este libro a los que hago referencia han tenido cierta acogida en algunos medios nacionales e internacionales literarios e independientes. Lo he compartido en foros, ponencias, presentaciones académicas y charlas en colegios y universidad, pues creo que, como personas comprometidas no solo con el arte sino con la sociedad y el momento coyuntural que nos toca, debemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para lograr la tan anhelada paz que nos ha sido esquiva desde hace muchos años, y parte del proceso para llegar a ella y hacerla permanente es la memoria desde todos los puntos de vista, labores, actividades y puntos de referencia. Yo trato de hacer lo propio desde la poesía.

Flores para un ocaso, con una tirada de mil ejemplares, tuvo algunos errores de edición que se me salen de las manos pero que serán superadas en una segunda edición que hará una casa literaria colombiana a fin de año. Es un libro que por su contenido no salió a la venta pero que si distribuimos gratuitamente en emisoras, festivales encuentros literarios y a cuanto espacio y evento nos invitan.

Me gustaría obsequiarle uno de estos ejemplares que me quedan, pues sería para mi un honor que una persona comprometida con el arte (no todos los artistas y escritores lo están) desde el sentido social, se encontrara con estas páginas que nacieron de las voces que ya no nos acompañan pero que aún hablan y denuncian.

Mientras eso sucede, y si está interesado, claro, adjunto algunos enlaces de algunas revistas y páginas especializadas que han hecho eco de estos poemas.

Sin más, muchas gracias por la amable atención y reitero mi agradecimiento por sus creación literaria, señor Trujillo. 

Adelante con esta importante labor pedagógica.

 

Cordialmente,

 

Omar Garzón Pinto

farodesnudo.blogspot.com