MI CAFÉ TINTO.

DANIEL QUINTERO TRUJILLO

Educador y Escritor.

En el Norte de Santander y el Viejo Caldas son tierras aptas para el cultivo del café,en el mes de octubre se puede observar los cafetos llenos de granos o cerezas ,entre el verde y rojo,es el tiempo en que se contrata a los recolectores que acompañados de un catabre van pasando de mata en mata para cosechar el fruto que acumulan en costales de Fique o fibra sintética,para luego ser llevados al rancho de la finca,donde se encuentra la infraestructura para hacer el beneficio del café con las siguientes etapas:

1-Flotación en agua,para eliminar hojas y basura.

2-Despulpado a travez de una maquina despulpadora.

3-Fermentacion y desmucilagiado.

4-Lavao, para quitarle la bava o mucílago.

5-Secado en los patios ,que hay alrededor de la casa campesina,donde cada hora requiere de un rastrillado para ir volteando las pepas.

6- Finalmente, la etapa de selección de la Pasilla o grano mordido,para luego,empacarlo en costales de fique y cargar las mulas para llevarlos a vender en el almacén cafetero.

Esta etapa de selección de la Pasilla se convierte en un rito anual, donde el patrón de la finca contrata obreros para " escoger el café" que consiste en eliminar los granos verdes,mordidos y partículas de basura ; todos se ubicaban en una mesa grande donde se extende el café seco y con las dos manos y los ojos puestos sobre el, como aves devorando la maleza.

En esta práctica de selección del café ,los campesinos se divierten entonando a voz en cuello canciones de carrileras,muchas de ellas evocando amores furtivos y con el radio de pilas ,sintonizan la emisora amiga que los acompaña durante la jornada laboral.

El Caficultor esta pendiente de las políticas de la Federación Nacional de Cafeteros como organismo del estado que además,de controlar la cosecha impone los precios de acuerdo al mercado internacional, y conveniencias institucionales; y como dice Eduardo Galeano en el libro Las Venas Abiertas de América Latina "una declaración de amor de un caficultor en una loma Antioqueña se decide en la bolsa de Nueva York."

En el pasado la Federación ofrecía al Caficultor asesoramiento y crédito a través de los Bancos para renovación de cafetales y mejoramiento de caminos y vivienda rural,lo mismo prestaba ayuda en la construcción de Escuelas Rurales para estimular el desarrollo educativo de los hijos de campesinos.

En la actualidad ,esta institución a venido abandonando al Caficultor ,hasta el punto que los precios por carga de café no estimula su cultivo.

Para el consumo nacional se utiliza la Pasilla ,que es el café de segunda categoría,ya que el seleccionado es exportado a E U y Europa.

En Colombia se a incrementado la industria del café molido con el cual se elabora el Café tinto,que es un gran estimulante para iniciar una jornada laboral,acompañar una reunión o buscar inspiración en las diferentes actividades,por eso es muy frecuente encontrar propagandas que dice :

"S necesitas más cuerda,tómate un buen café tinto".o

" La vida es corta,despierta tomándote una taza de café".

Para mi ,el café tinto es una bebida indispensable en el diario vivir;desde que amanece hasta la hora de dormir, siempre me ha ACOMPAÑADO una taza de café,en ella encuentro paz interior,los pensamientos fluyen como si alguien me estuviera dictando las ideas,por otra parte cuando estoy solo,nada mejor que " tomarse un tinto con uno mismo ", como estrategia de reflexión,planeación y toma de decisiones.

Para los que nos acostumbramos al tinto,dejarlo de tomar nos trae como consecuencia el síndrome de abstinencia ,que se manifiesta por ansiedad,dolor de cabeza,desasosiego,mal genio hasta depresión,por eso el tinto nunca debe faltar en la faena diaria.

Si usted quiere sentir un ambiente de paraíso,vaya al campo y madrugue acompañado de una taza de café tinto, mezclado con grapa o aguardiente para ponerle alma al día.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Bucaramanga,septiembre 19 del 2014.