EN ESTA ALDEA CIRCULA UN PASQUÍN

DANIEL QUINTERO TRUJILLO

ESCRITOR DE CUENTOS CORTOS

 

Cuando el profesor de Filosofía, término su clase, salió a caminar por las calles del poblado, encontrándose en cada barrio los lamentos de los habitantes por las malas obras ejecutadas y los oídos sordos de su gobernante.

De regreso a la residencia, se sentó en la mesa de trabajo y resolvió poner en circulación una Hoja con el Nombre de "Ecos de la Cuadra", que sirviera como medio de expresión del pensamiento de los pobladores.

El escrito, circulaba con su autoría y la entregaba puerta a puerta, actividad  que realizaba con satisfacción, ya que era una oportunidad de conocer más de cerca las necesidades del vecindario para impulsar su desarrollo.

Muchas semanas después, todos manifestaban alegría porque al fin existía  un medio de comunicación que  recogía las opiniones de la gente, para que pudieran ser leídas por los órganos del poder municipal.

Cuando el Alcalde citó a una reunión para responder a las críticas de su administración, manifestó que nunca un gobernante había realizado tantas obras para el beneficio de los pobladores, lo único malo era que en la aldea circulaba un pasquín, creando malestar y desvirtuando las obras de  gobierno, declaración que sólo pretendía debilitar la libre expresión de las ideas.

Un campesino  que asistía a la  reunión, al escuchar  esta afirmación, tomo la palabra para manifestar que en su ignorancia sabía que el responsable del escrito  era el  profesor de Filosofía, él la entregaba a la luz del día, información que fue respaldada por todos los presentes, además, de confirmar el  descontento general por el deterioro de las calles y baja calidad de las obras públicas.

Terminada la reunión,  el burgomaestre con su séquito de gobierno tuvieron que reconocer que era urgente corregir los errores, en la ejecución  de los proyectos, para responder a los habitantes con obras que proporcionen satisfacción y en la mente del alcalde quedó la reflexión que la grandeza de un gobierno no se mide por la cantidad de obras, ni por el autoritarismo, sino por el diálogo permanente con los  habitantes, para generar  sentimientos de aprecio y de respeto.

Ahora “Ecos de la Cuadra”, sigue circulando, como la voz de un pueblo, con el lema: "Todos unidos lograremos el desarrollo de la Aldea" y en los metederos políticos, los parroquianos lamentan que un burgomaestre no hubiese aprendido en las aulas, el significado del término Pasquín.

 

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Finca la Cuadra.

Firavitoba, abril 9 del 2014.